La bicicleta eléctrica fuera del Plan MOVEA 2017

El Gobierno ha aprobado el pasado 16 de junio, en Consejo de Ministros, el plan Movea de ayudas para la adquisición de vehículos propulsados por combustibles alternativos. Y así lo anunció Cristóbal Montoro con orgullo para general regocijo en la celebración del 50 aniversario de la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes de Automoción (Sernauto).

Después de casi un año sin aprobar ayudas a estos automóviles de “combustibles alternativos”, el Ministerio de Economía Industria y Competitividad lanza el nuevo Plan MOVEA 2017  eliminando la ya ridícula subvención de 200€ a la compra de bicicletas eléctricas que venía brindando el MOVEA 2016. Y en esa línea de política errática en materia de movilidad sostenible, destina entre 1.000 y 2.000€ para cada motocicleta eléctrica comprada.

Un guiño a los fabricantes de motos…

 

Desde octubre de 2013 cuando fue aprobado el Plan PIMA Aire 2 por el Ministerio de Medio Ambiente la bicicleta eléctrica venía siendo incluida en los sucesivos Planes del Gobierno (Pima 3, Lima 4 y Movea 2015 y 2016) como vehículo objeto de subvención con 200€ por bicicleta eléctrica (con 200.000€ de tope en el MOVEA 2016, un 1% del total de dicho Plan).

En el recién aprobado MOVEA 2017, el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad elimina el estímulo a la compra de bicicletas eléctricas y lo hace, según fuentes del propio Ministerio, simplemente porque es “farragoso” para el Ministerio gestionar subvenciones tan pequeñas con miles de puntos de venta de bicicletas. Un argumento que suena a “lo serio es ser serio“, tan absurdo que denota claramente la incapacidad de esta administración para dirigir al país por una senda de sostenibilidad ambiental y resiliencia.

De esta manera, el Ministerio del lobby motorista, obstaculiza el cambio modal con unas políticas trasnochadas que no ven a la bicicleta eléctrica como una herramienta para la mejora de la movilidad personal activa, la calidad del aire y el uso del espacio público urbano.

…y una puñalada a la industria de la bicicleta

Según AMBE, “el Ministerio y el Gobierno desatienden un sector que en su conjunto en 2016 generó un total de 2.000 nuevos puestos de trabajo (10,64% de crecimiento del empleo), que facturó 70 millones de euros en venta de bicicletas eléctricas, alcanzando las 40.268 unidades vendidas por las 793 motocicletas eléctricas vendidas y los 629 ciclomotores eléctricos vendidos en el mismo periodo, según AEDIVE, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico“. No puede estar más claro que es una operación para entorpecer el definitivo desembarco en la España de un tipo de bicicletas que puede lograr el cambio modal de muchas personas en nuestras ciudades, como ya ocurre en los Países Bajos (16 bicicletas eléctricas vendidas al año por cada 100.000 habitantes) o Alemania (6 bicicletas eléctricas vendidas al año por cada 100.000 habitantes).

Obviando los objetivos de la Libro Blanco del Transporte de la UE y poniendo palos en las ruedas de un desarrollo rápido de EU Cycling Strategy en nuestro país, se dinamita el fomento los hábitos saludables y los medios de transporte activos que también ayudarían a reducir la tasa de mortalidad por enfermedades entre ellas las relacionadas con la obesidad (más de 3 millones de personas fallecen al año en el mundo por enfermedades relacionadas con la obesidad según la ONU).

Para evitar esa farragosa e incómoda gestión, hubiera bastado, por un lado gestionar bien y por otro incrementar la dotación por cinco para que no fuera tan ridículo. Como ideas para que los funcionarios de tan atareado ministerio no tuvieran que lidiar con tan ingrata tarea, se podría proponer:

  1. Promocionar la movilidad ciclista al trabajo directamente a través de las empresas.
  2. Promover la movilidad ciclista por motivo de estudios a través de las instituciones educativas (Universidades, etc.)
  3. Buscar otras Administraciones Públicas implicadas en la sostenibilidad.
  4. Delegar su gestión en las ciudades.
  5. Etcétera, etcétera, etcétera.

Pero no. El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, una vez más, lejos de buscar una fórmula para reducir el peso del vehículo privado motorizado en el reparto modal del país, ha preferido dar de lado a la movilidad activa.

Anuncios

4 comentarios sobre “La bicicleta eléctrica fuera del Plan MOVEA 2017

  1. Buenas.
    En parte me alegra que, de este modo, aparten del grupo de vehículos eléctricos (termo/nucleares) a la bicicleta.
    Entiendo que no todo el mundo puede ir en bicicleta normal y es un incentivo el contar con una ayuda del gobierno. Pero prefiero la bicicleta cómo lo que es, un vehículo sostenible con tan sólo emisiones en su construcción y repuestos.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s